Plaza de San Gregorio, 19. Telde

Horario

Lunes a Jueves: 9:00 - 13:00h / 16:00 - 20:00h. Viernes: 9:00 - 17:00h

Llámanos

928 692 966 / 629 024 103

Pide tu cita

La primera consulta es Gratis!

POR QUÉ TUS ENCÍAS AGRADECERÁN QUE COMAS ARÁNDANOS

Los arándanos, además de un sabroso ingrediente para zumos y postres, también puede contribuir a mantener tus encías sanas y ayudarte a combatir la gingivitis o la periodontitis.

 

La gingivitis es una afección bucodental bastante común entre adultos y que a menudo tratamos en Clínica Dental San Gregorio en Telde. Se trata de una inflamación de las encías producida por la placa que generan las bacterias que se van depositando en los dientes, cuyos efectos más comunes son el enrojecimiento y el sangrado. Una higiene y tratamiento adecuados pueden garantizar una completa recuperación, pero de no ser tratado debidamente puede derivar en periodontitis, lo que supone una erosión de las encías mucho más seria y un debilitamiento en el anclaje de los dientes, entre otras consecuencias.

 

El tratamiento para este tipo de problemas implica, además de un raspado y limpieza profesional, el uso de antibióticos que actúen sobre las bacterias. Sin embargo, desde hace algunos años los investigadores están interesados en encontrar compuestos antibacterianos naturales que cumplan esta función y, según un artículo publicado en  Journal of Agriculture and Food Chemistry, los arándanos pueden ser candidatos más que aptos. Esto es debido a los polifenoles, unos compuestos bioactivos muy valorados por sus propiedades antioxidantes, también presentes en el té verde o las uvas, por ejemplo, pero cuya presencia es especialmente significativa en el caso de esta baya. Se ha comprobado que los extractos de arándanos con altas concentraciones de polifenoles inhiben directamente el crecimiento y actuación de las principales bacterias involucradas en las enfermedades de las encías, lo cual lleva a los expertos a plantearse la posibilidad de desarrollar tratamientos basados en el descubrimiento.

 

…¡un motivo más para disfrutar de un zumo o un postre de arándanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *