Plaza de San Gregorio, 19. Telde

Horario

Lunes a Viernes: 9:00 - 17:00h

Llámanos

928 692 966 / 629 024 103

Pide tu cita

La primera consulta es Gratis!

Los beneficios de unas buenas vacaciones para la salud bucodental

Todos los años, cuando llega el verano, los odontólogos nos informan de los peligros que esta época tiene para la salud bucal. Pero llega agosto, el mes vacacional por excelencia, y  la boca también nota los beneficios del cambio de aires, del relax.

Tanto el estrés como la falta de descanso influyen negativamente en nuestra salud bucodental. El ritmo de vida que llevamos hoy en día hace que los estados de agitación nerviosa o tensión emocional sean bastante frecuentes en la sociedad actual, y en algunos casos se convierten en estrés crónico. El cuerpo es muy sabio y existe en nuestro mecanismo de defensa una “alarma” la cual nos indica que debemos bajar el ritmo.

Cuando sufrimos estrés acentuamos determinados hábitos poco saludables, como una mala alimentación o un excesivo consumo de alcohol y tabaco. También comenzamos a tener síntomas como taquicardia, hipertensión, incremento de colesterol, sequedad bucal, etc. El estrés también nos lleva a consumir alimentos a deshoras lo que dificulta el cepillado de los dientes y el uso de hilo dental, por lo que la persona no mantiene una higiene bucal adecuada. Si no se corrige a tiempo, esta rutina puede propiciar el desarrollo de enfermedades periodontales, ya que cuando estamos estresados disminuyen las defensas, lo que puede provocar un aumento de la inflamación de las encías.

Por otro lado, según un estudio  firmado por el odontólogo José Ramón Sánchez “el sueño es un estado de reposo necesario para el organismo y, también, para la salud de la boca. Durante el sueño las bacterias dañinas de la boca y de la sangre se eliminan, lo que ayuda a mantener tu salud en mejor estado.” Después del consumo de tabaco, el descanso y las horas de sueño es el segundo factor más importante que afectan a la salud oral. Los pacientes con 6 o menos horas de sueño tenían enfermedad periodontal avanzada.

La falta de sueño desencadena trastornos en las articulaciones mandibulares que provocan contracciones musculares y fuertes dolores de cabeza, oídos o dientes. Estos trastornos, derivados de no dormir las horas necesarias o de no descansar bien, pueden llegar a producir sensibilidad en la mandíbula, además de dificultar la capacidad de masticar o de abrir y cerrar la boca.

Por todo esto, las vacaciones también pueden ser muy beneficiosas para nuestra salud bucodental. El tiempo libre, la falta de obligaciones laborales, el poder olvidarse de los horarios, el sol, hacen que disminuya el nivel de estrés y que durmamos mejor. También, al disponer de más tiempo libre, es el momento ideal para adoptar buenos hábitos alimenticios y una dieta sana y equilibrada. Los lácteos y las frutas y verduras, que resultan más apetecibles con el calor y, además nos ayudarán a mantenernos bien hidratados, son alimentos fundamentales en la dieta para lograr una buena salud bucal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *